Seguidores

10 oct. 2011

un verano para recordar

Cuando te pasa algo bueno debes inmortalizarlo para siempre. Haz una foto de tu sonrisa de idiota o déjalo por escrito para que cada vez que lo leas te envuelva la magia del momento vivido. Haz lo que quieras pero inmortalízalo porque los momentos buenos no ocurren todos los días y los malos sí, y necesitamos algo que de vez en cuando nos recuerde porqué merece la pena vivir.
Se trata de ir dejando atrás las cosas malas y concienciarnos de que debemos convertir cada momento bueno, en algo eterno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario