Seguidores

21 ene. 2011

(L)


¿Sabes cariño? Hoy no quiero ser la misma de siempre. Sé que soy como soy, sé que tengo que ser yo misma, sé que gusto así y que a quien no gusto no deben preocuparme. Pero esta no soy yo, no me siento yo así.
Creo que soy lo que los demás quieren que sea, creo que soy un maquillaje bajo una máscara que se esconde tras un casco. Y esas son muchas tapaduras. Demasiadas.
Hoy quiero abrirme a todos, al mundo entero.
Quiero cantar una canción de Pereza en la barra de un bar. Quiero bailar en lo alto de la fuente del parque, salpicando agua a todos con los pies. Quiero sacarles fotos a los ancianos que pasean. Quiero montar en skate y caerme, y rasparme una rodilla. Quiero jugar al baloncesto con esos tipos enormes que tanto intimidan. Quiero subirme a los hombros de un desconocido en un concierto de música de lo más ruidosa. Quiero comer una tableta de chocolate tumbada en la hierba de una rotonda. Quiero colarme en un escenario en mitad de una actuación y contar un chiste malo.
No me gusta aburrirme, no me gusta la rutina, no me gusta caer en el olvido, no me gusta ser una más. Nadie es uno más. Todos somos alguien importante, de verdad. No tengo fiebre, ni me he vuelto loca, aunque lo pienses con todas tus fuerzas. No pido una estrella con mi nombre en Hollywood. No pido mi foto en los autobuses de Londres. No pido mi cara en todas las revistas de cotilleos. Pido dejar huella, no una enorme que quede para siempre en la memoria de toda la humanidad, pero, si no es mucho pedir, me gustaría dejar una enorme huella de plena felicidad en tu recuerdo.

Para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario